AL HIJO SIN NOMBRE

Acurrucado firmemente en el vientre
manifestaba su ser consciente,
pero ella carente de consciencia
se deshizo de él sin clemencia.
Aunque ella nunca se enamoró de tu mirada,
tú ya eras hechura de la Maternidad Sagrada,
bebé, aunque ella te haya privado de tu risa,
aunque nunca escuchó los latidos de tu corazón,
tú ya eras vida,
aunque te negó la alegría,
tú ya estabas ungido de sabiduría,
aunque nunca te abrazó,
tú ya eras cuerpo,
aunque nunca te amamantó,
tú ya eras de Dios el encanto,
aunque nunca te llamó hijo,
ella sigue siendo tu Madre…,
solo que es la madre de un hijo muerto.

Categorías: Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s